jueves, 18 de septiembre de 2008

La Fuensantica, ay madre

Nada, que ya llegó el día. Creo que no me equivoco al imaginar varias cosas que ocurrieron: unas cuantas personas subieron a la montaña un pedazo de madera o marfil -no se de qué está hecho eso- al que denominan "virgen", otras tantas subieron a la montaña para celebrar dicho acontecimiento con alcohol (R-OH), aunque algunos directamente lo celebraron abajo, en la ciudad. ¿En qué acaba todo esto? En mierda. Mierda por todos lados. Como si escaseara.

Vaya lástima las cosas tan sin fuste que hace el ser humano. Así que para evitar ver tan de cerca la bochornosa imagen que el ser humano ofrece de sí mismo al resto de animales y planetas, el martes fue día de mar y arena.


Salud.

2 comentarios:

J3v1m4 dijo...

Ni la virgen ni su madre en bicicleta, no tiene perdón lo que la gente (muchos de ellos nuestros amigos) hace con el monte en esa fiesta. Vamos, el pulmón de Murcia, y varios días después aún da pena salir a rodar un ratico por él de lo asqueroso que lo dejan. Una guerra les daba yo XD.

Lo del CHO-R me ha matado de risa, hasta que me he preguntado: ¿pero eso no es un aldehído? XDD

Mola el blog, se nota que te gusta la bici =P.

María dijo...

Vaya un gazapazo jajaja,eso me pasa por querer hacer la gracia...xp

Gracias por avisar, lo cambio ahora!

Salud!