martes, 23 de diciembre de 2008

Los planetas extrasolares, esos colegas desconocidos


Cuando éramos pequeños nos enseñaron que
los planetas eran : Mercurio (que no Hg), Venus (cómo odio este planeta), Tierra, Marte, Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno y Plutón (este último ya en el rango de planeta enano).

Sin embargo, ahora sabemos que esos no son los planetas, sino que son los planetas "memorizables" del sistema solar. Planetas hay un porrón. Y sin descubrir otro porrón más grande aún. Así que hoy vamos a dedicarles un espacio a unos planetas que nada tienen que ver con los nueve archifamosos que conocemos. Y son diferentes porque no orbitan en torno al Sol, si no que dan vueltas alrededor de una estrella distinta.

A partir de que en 1995 unos astrónomos del observatorio de Ginebra descubriesen el primer planeta extrasolar, se han ido descubriendo planetas de estos sin parar.
Es curioso que casi todos los planetas extrasolares detectados son gigantes gaseosos (de masa líquida o gaseosa y en muchos casos mayor que la de Júpiter). Orbitan, además, muy cerca de su estrella, y es por eso que se les denominan "Júpiteres calientes".

Pero claro, ¿por qué son gigantes gaseosos la mayoría de los planetas extrasolares que se han detectado? Y lo más importante, ¿cómo diantres se detectan?

Actualmente se conocen cinco métodos, uno de los cuales ha llevado a más descubrimientos. Este método es el de las
velocidades radiales (la velocidad radial es la componente de la velocidad con la que el objeto se acerca o aleja del observador, aunque no se mueva exactamente en dirección de colisión con el observador), basado en el efecto Doppler (sí, el efecto de oir la sirena de la ambulancia más grave a medida que se va alejando). El planeta, al orbitar la estrella central, ejerce una fuerza gravitatoria sobre ésta de manera que la estrella gira sobre el centro de masas común del sistema. Las oscilaciones de la estrella pueden detectarse mediante leves cambios en las líneas espectrales según la estrella se acerca a nosotros (corrimiento hacia el azul) o se aleja (corrimiento al rojo).

Y el hecho de que se detecten en su mayoría gigantes gaseosos se debe a que al ser los desplazamientos muy pequeños, los detectores deben ser muy precisos para cuantificar con precisión la velocidad de la estrella. Además, el efecto es mayor si el planeta tiene una masa mayor y si se encuentra cerca de la estrella. Vamos, que los planetas de pequeño tamaño y que orbiten lejos de su estrella nos lo ponen demasiado difícil para encontrarlos.



Otro método de detección es el de tránsitos. Y consiste en
observar fotométricamente la estrella y detectar sutiles cambios en la intensidad de su luz cuando un planeta gira sobre ella. Este método también muy útil a la hora de detectar planetas gigantes.




Un tercer método es el de detección directa. Las fotografías podrían revelar mucha más información sobre un planeta que cualquier otra técnica conocida. Pero es mucho más difícil técnicamente que cualquiera de los otros métodos. Se debe entre otras cosas a que una estrella promedio es millones de veces más brillante que cualquiera de sus planetas, y hasta hace poco ningún detector podía identificar los planetas a partir del brillo estelar.


Otra técnica se basa en las perturbaciones gravitacionales en discos de polvo. En estrellas jóvenes con discos circumestelares de polvo a su alrededor es posible detectar irregularidades en la distribución de material en el disco circumestelar ocasionadas por la interacción gravitatoria con un planeta.



Una técnica también en uso es la que emplea microlentes gravitacionales. Una lente gravitacional es un conjunto de materia tan masivo (como por ejemplo un cúmulo de galaxias) que deforma el espacio que lo rodea, haciendo que la luz de objetos aún más distantes, se curve alrededor de la masa-lente central, y sean visibles desde La Tierra. Se forma cuando la luz procedente de objetos distantes y brillantes como cuásares* se curva alrededor de un objeto masivo, como puede ser una galaxia de gran masa, situado entre el objeto emisor y el receptor. Para que el método funcione, los tres objetos tienen que estar casi perfectamente alineados. El principal defecto de este método es que las posibles detecciones no son repetibles por lo que el planeta descubierto de esta forma debería ser estudiado adicionalmente por alguno de los métodos anteriores.






Ahora ya conocemos un poco estos planetas de fuera.



*Cuásares: Son cuerpos celestes que tienen una apariencia estelar y que, en el telescopio, aparecen como débiles estrellitas; sin embargo, observadas con el radiotelescopio, muestran una emisión energética tan intensa como para ser comparable con la de una galaxia íntegra. Los cuásar muestran también un desplazamiento de las rayas espectrales hacia el rojo tan fuerte que, si este fenómeno tuviera que ser interpretado en términos de Expansión del Universo, ellos deberían estar animados con velocidades próximas a las de la luz y encontrarse en los extremos confines del Universo mismo, a miles de millones de años-luz de nosotros.


[Fuentes: Astromía y Wikipedia]


Salud.

1 comentario:

Rubo dijo...

Hola.

Soy Rubo, de Rubboy.com.

He estado mirando un poco entre entradas antiguas con videos, y no veo que corte imagen, ni tampoco que pierda relación de aspecto. Hasta el día de hoy no he visto que haya problemas con los videos incrustados, simplemente, que la imagen desaprovecha mucha parte de la ventana del reproductor, pero no que quite pixeles al video ni lo deforme.

Como no me linkees a un caso concreto en el que suceda...

Con lo que sea me dices, ok?

Saludos.